LA RANA GUSTAVO ESTALLA EN PLENO DIRECTO “NOS MANIPULAN Y NOS DAN POR CULO”

Escrito por Samuel Boises.

Nos manipulan y nos dan por culo. Liv Likart.

La Rana Gustavo, más conocido por muchos como el reportero más dicharachero y colaborador habitual de un popular programa de tertulia política, explotó en pleno directo al  arrancarse de forma súbita a lanzar exabruptos con sus característicos locos aspavientos de Muppet. El presentador y el público presente se quedaron estupefactos ante el inesperado arranque de cólera por parte del batracio, que comenzó a correr con su cabeza y brazos al viento al grito de “todos, todos los políticos nos manipulan y nos dan por culo”. En su carrera subió a las gradas donde se encontraban los asistentes y cogió por los hombros a uno de ellos al que zarandeó violentamente mientras le miraba fijamente a los ojos y emitía balbuceos incomprensibles. La emisión del programa se cortó en ese momento para irse a publicidad al justificar “problemas técnicos que en breve serían subsanados”. 


Tras volver de publicidad el presentador pidió disculpas a los espectadores y al público por lo ocurrido. En esos instantes Gustavo reapareció visiblemente arrepentido y se dirigió a los presentes en el plató y a los telespectadores para disculparse, gesto que le permitió volver a su asiento de colaborador y continuar así en el programa, no sin antes originarse un visible revuelo entre el respetable ante la permisividad del presentador. 

Nunca se había visto a Gustavo hablar en tales términos, al haber hecho siempre gala de un tono sereno y objetivo en su dilatada carrera como analista político y periodista. Su faceta hilarante siempre había estado presente en sus espectáculos como Muppet, pero como periodista siempre había destacado por la sobriedad y la templanza. Lo que ha acarreado numerosas declaraciones de desconcierto, censura y rechazo a partes iguales entre sus colegas de profesión y las personalidades políticas del país. 

Al retornar a su asiento de tertuliano del programa y al ser interrogado acerca de lo sucedido declaró que “no sé a qué viene tanta sorpresa, todos los sabemos, yo lo sé y vosotros lo sabéis. Es evidente, todo es un paripé, una pantomima que no nos lleva a ninguna parte. El juego político y los propios políticos son una viscosa amalgama que no sirven para otra cosa que para deslizarse por nuestro recto y darnos, de forma más o menos sútil, según el caso, por el mismísimo”. 

Al ser recriminado por parte del presentador por su lenguaje incendiario y malsonante prosiguió: “¿en serio ahora nos preocupan las formas? ¿Tan grave es que diga que todos y cada uno de los políticos nos manipulan? Sí, es cierto, se podría decir con unas formas más elegantes, más sofisticadas y enrevesadas. Apelar a que nos movemos en una sociedad en el que el juego político es complejo y cuya representación por parte de la sociedad a través del voto es una multiplicidad de sensibilidades y visiones que hay que tratar de resolver y equilibrar lo mejor posible. De eso va la democracia, ¿no? Pues no, va de que nos den por el culo. Fin”. “Sinceramente, tras mis más de tres décadas como periodista dedicado a la actualidad política no se me ocurre mejor análisis”. 

El presentador preguntó a Gustavo cómo era posible que tras tantos años hubiera estallado en cólera de este modo. A la pregunta la rana expuso que “es algo que siempre he rumiado y que, en el fondo, nunca he dejado de pensar”. “Lo que no he querido nunca es mostrar algo tan evidente pero seamos sinceros, ¿a quién le importan los hechos? ¿A nosotros como periodistas? Permíteme dudarlo. Cuando debatimos en este mismo programa durante largas y tediosas horas no nos importan los hechos. Nos parapetamos en nuestras respectivas trincheras para que, finalmente, no emerja más que ruido. Un ruido que el que procuran transmitirnos los políticos a base de la sordera generada simbióticamente entre ellos y sus altavoces mediáticos” espetó. 

En este momento el presentador le replicó que si entonces ya no creía en la democracia. La pregunta exaltó a la rana que, con los ojos iluminados, arguyó que “precisamente porque creo en ella no me queda más remedio que reiterar que nos manipulan y nos dan por el culo.” y entre aspavientos erráticos continuó: “el juego político va de esto, de darnos por detrás. De engatusarnos con todo tipo de propuestas que son mentira, visiones gruesas, deformadas y simples de la realidad que sean acordes a nuestras supuestas filias pero que, finalmente, no son más que naderías, promesas vacías, que no solucionan ningún problema de fondo y que solo sirven para un fin: ganar nuestro voto”. Y, levantando la vista hacia el público concluyó que “precisamente porque creo en la democracia no me queda más remedio que repetir, una y otra vez, que nos manipulan y nos dan por culo. Tengan vigilados sus traseros”.

En su última intervención en el programa Gustavo remató que “ lo más grave de todo este asunto es que ha tenido que venir una marioneta ha hablaros de manipulación”, espetó a la audiencia entre hilarantes risas y zarandeos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s